Entradas etiquetadas como “puntera

Presentes en SICUR con las nuevas botas para forestales

Modelo Magma

Nuestra empresa calienta motores para la feria de SICUR, un acontecimiento ineludible para quienes nos dedicamos al sector de la seguridad y salud laboral. Desde el martes 28 de febrero hasta el viernes 2 de marzo estaremos presentes en el Pabellón 6 Stand: 6C04.

Este año, Calzados Robusta presentaremos en SICUR los nuevos modelos dedicados a los profesionales de la industria forestal que participan en extinción de incendios: agentes forestales, brigadas de extinción de incendios, retenes para prevención de incendios, voluntarios, equipos de intervención, mantenimiento del área forestal y montes.

Pensando en ellos y en sus necesidades, hemos diseñado diversas botas técnicas que responden a la Norma EN 15090:2006 sobre calzado de seguridad resistente a los riesgos en la lucha contra el fuego en TIPO1. Este calzado es el adecuado para operaciones de rescate en general, extinción de incendios, intervención en la extinción de incendios que supongan fuego con combustibles vegetales, tales como bosques, cultivos, plantaciones, pasto o tierras de cultivo.

Todos los modelos están fabricados con materiales ignífugos. Piel vacuna hidrófuga, hilo ignífugo y suela de caucho Nitrilo resistente al calor por contacto, al agua y a los hidrocarburos. Se trata de botas altas y de media caña, que también están disponibles con puntera de protección no metálicas resistente a impactos hasta 200 J y plantilla anti perforación textil resistente hasta 1.100 N. Además, los modelos GTX® Antorcha y GTX® Magma incorporan Gore Tex®, el cual mantiene los pies secos y protegidos gracias su impermeabilidad y alta transpirabilidad, garantizando un óptimo confort térmico.

Pero además de estos modelos, Calzados Robusta también mostrará en SICUR el resto de sus novedades entre las que se incluyen diseños para industria y alimentación; nueva gama Micro para sectores profesionales de salud, hostelería e industria farmacéutica; y cuerpos de seguridad.


Consejos para elegir un calzado confortable

Guía

El 15% de los accidentes laborales que causan baja afectan a los pies. Por ello, es imprescindible que cada actividad profesional utilice un calzado en función de sus necesidades específicas. Este simple trámite puede prevenir la aparición de patologías graves y, por consiguiente, mejorar el rendimiento laboral.

El calzado laboral debe contemplar tres aspectos básicos: las características morfológicas de su portador, los factores ambientales y entorno laboral, y el tipo de actividad que se realiza.

La Guía de Recomendaciones para la Selección del Calzado Laboral Ergonómico, editada por el Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR) y el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), ofrece una serie de consejos para elegir un calzado confortable. Estos son algunos:

 

  • El calzado no debe oprimir el pie. La horma debe ser generosa y el sistema de cierre permitir una cierta variación en el ajuste, de manera que se adapte tanto al cambio de forma y volumen del pie a lo largo de la jornada laboral como a los distintos tipos de pies cuando se adquiera el mismo modelo para distintos usuarios. Se recomienda una puntera redondeada que permita que todos los dedos se alojen cómodamente en su interior.
  • El calzado debe adaptarse a los movimientos del pie de forma que sean eficientes y el pie se encuentre protegido. El calzado no debe entorpecer los movimientos del pie, debe ser ligero, flexible y estable. Conviene comprobar que el calzado no se clava en el empeine al flexionarlo y que la línea de flexión del calzado coincide con la de la articulación del pie. Cuando el calzado incorpore elementos de protección intente que éstos, protegiendo el pie, se adapten a sus movimientos sin causar molestias.
  • El zapato debe proporcionar suficiente agarre para evitar caídas y permitir avanzar eficazmente. Los tacos y las ranuras mejoran el agarre. Trate de evitar las suelas lisas o sin dibujo. Si el piso es de cuero debe incorporar inserciones de goma en el antepié y en el talón.
  • El calzado debe proporcionar protección térmica. El corte debe ser transpirable para evitar una sudoración excesiva en ambientes cálidos y aislante térmico en ambientes fríos. La suela debe aislar térmicamente al pie del terreno, evitando la transmisión de calor en verano y de frío en invierno.
  • Una buena plantilla puede mejorar considerablemente el confort del calzado. Debe ser blanda y con cierto espesor para proporcionar una buena distribución de presiones en la planta del pie y evitar la aparición de zonas sobrecargadas. Además de transpirable conviene que sea absorbente para evitar la acumulación de humedad en el interior del calzado.