Entradas etiquetadas como “pies

Consejos para evitar accidentes en el sector forestal

Modelo Antorcha para agentes forestales, de Calzados Robusta.La siestralidad laboral entre los profesionales del sector forestal gallego aumentó el año pasado en más del 10 por ciento. Entre las posibles causas está la incorporación de trabajadores procedentes de otras profesiones sin la debida cualificación ni conocimientos del sector.

En esta actividad, la formación en prevención de riesgos es esencial, ya que de ella dependerá sus vidas y las de sus compañeros. Por ello, es obligación del agente forestal utilizar y cuidar correctamente los EPI´s.

El Plan de Prevención de los Riesgos Laborales de los Agentes Forestales también establece otra serie de obligaciones, entre otras:

  • Acudir a los reconocimientos médicos.

  • Informar de cualquier cambio en su salud que considere relacionado con sus condiciones de trabajo.

  • Informar de cualquier trabajador que se encuentre en estado o situación transitoria que pueda constituir un peligro para sí mismo o para terceros.

En las campañas de incendios, se deben seguir las siguientes instrucciones relacionadas con el uso de EPI´s:

  • En la campaña de incendios las personas que estén de guardia, tienen que llevar siempre el E.P.I puesto.
  • Antes de empezar el turno:
    • Mirar que la mochila de incendios está en el coche que se va a usar.
    • Revisar que todos los elementos que forman el E.P.I, están dentro y en condiciones perfectas de uso.
    • Si cuando se esté realizando otras funciones con el uniforme de Agente Forestal se tiene que acudir a un incendio, al llegar a la zona afectada, en un perímetro de seguridad, parar el coche y ponerse el E.P.I completo.
  • No dejar entrar a nadie a una extinción de un incendio o conato sin el EPI puesto.
  • No modificar ningún componente de los equipos sin el consentimiento del fabricante.
  • Saber colocarse el EPI de forma adecuada:
    • Debajo del pantalón y chaqueta ignífugos, y en contacto con el cuerpo solo tiene que haber una camiseta de algodón 100% y ropa interior de algodón.
    • Los pies deben de estar protegidos por los calcetines de algodón que forman el E.P.I.
    • Las botas tienen que estar por dentro del pantalón, ya que de esta forma será difícil que alguna ascua entre en contacto con la piel.
    • En el ataque al fuego los guantes siempre puestos, aunque sintamos mucho calor.
    • El cubrenucas siempre puesto hasta que salgamos del foco, siempre protegiendo la mayor parte de la cara, para que no entre ningún elemento incandescente por la cara o por la nuca y nos pueda provocar un daño.
    • El casco con las gafas y la linterna, forman parte del E.P.I, y por lo tanto es un elemento tan importante como los demás, y su forma de ponerse y llevarlo nos puede salvar de algún accidente o contratiempo.
  • Ante cualquier deterioro del equipo, darlo a conocer al responsable.
  • Guardar las instrucciones de cada EPI en una carpeta y tenerlo preparado para alguna consulta. Siempre a mano y en época de incendios, llevarlo en el maletín de la documentación que lleva siempre el agente forestal encima.
  • En el uso, almacenamiento, limpieza y mantenimiento del EPI hay que seguir siempre las instrucciones del fabricante.


Fuente:
www.agentesforestales.org
www.abc.es

Imagen:

Modelo Antorcha de Calzados Robusta

Anuncios

Presentes en SICUR con las nuevas botas para forestales

Modelo Magma

Nuestra empresa calienta motores para la feria de SICUR, un acontecimiento ineludible para quienes nos dedicamos al sector de la seguridad y salud laboral. Desde el martes 28 de febrero hasta el viernes 2 de marzo estaremos presentes en el Pabellón 6 Stand: 6C04.

Este año, Calzados Robusta presentaremos en SICUR los nuevos modelos dedicados a los profesionales de la industria forestal que participan en extinción de incendios: agentes forestales, brigadas de extinción de incendios, retenes para prevención de incendios, voluntarios, equipos de intervención, mantenimiento del área forestal y montes.

Pensando en ellos y en sus necesidades, hemos diseñado diversas botas técnicas que responden a la Norma EN 15090:2006 sobre calzado de seguridad resistente a los riesgos en la lucha contra el fuego en TIPO1. Este calzado es el adecuado para operaciones de rescate en general, extinción de incendios, intervención en la extinción de incendios que supongan fuego con combustibles vegetales, tales como bosques, cultivos, plantaciones, pasto o tierras de cultivo.

Todos los modelos están fabricados con materiales ignífugos. Piel vacuna hidrófuga, hilo ignífugo y suela de caucho Nitrilo resistente al calor por contacto, al agua y a los hidrocarburos. Se trata de botas altas y de media caña, que también están disponibles con puntera de protección no metálicas resistente a impactos hasta 200 J y plantilla anti perforación textil resistente hasta 1.100 N. Además, los modelos GTX® Antorcha y GTX® Magma incorporan Gore Tex®, el cual mantiene los pies secos y protegidos gracias su impermeabilidad y alta transpirabilidad, garantizando un óptimo confort térmico.

Pero además de estos modelos, Calzados Robusta también mostrará en SICUR el resto de sus novedades entre las que se incluyen diseños para industria y alimentación; nueva gama Micro para sectores profesionales de salud, hostelería e industria farmacéutica; y cuerpos de seguridad.


La mitad de los españoles sufre dolor de pies

Elegir un zapato demasiado estrecho o con mucho tacón puede dar lugar a lesiones irreversibles. Cuando los tacones son muy altos, desplazan el cuerpo hacia delante y concentran la tensión sobre los dedos, el empeine y el metatarso, lo que origina hinchazón y dolor. Si a esto le sumamos llevar una vida sedentaria, tener sobrepeso y utilizar un calzado inadecuado durante la jornada laboral, el resultado puede ser catastrófico.

De hecho, el incremento del sobrepeso y la obesidad entre la población están provocando un aumento del dolor de pies y de disfuncionalidad, según un estudio publicado en el último número de la revista Arthritis Care Research. El análisis, realizado a sujetos de entre 25 y 62 años, detectó que el 55 % sufría dolor de pies.

Según se explicó en el último Congreso Nacional de Podología, celebrado el mes pasado en Valencia, más de la mitad de los adultos españoles sufre dolor de pies. Por ello, es importante insistir en la necesidad de elegir el calzado adecuado a nuestra morfología y a la actividad que desarrollamos. No es lo mismo calzarse para hacer deporte, que para trabajar en un restaurante o en una pista forestal. En cuanto al diagnóstico y al tratamiento, la tecnología ha permitido grandes avances. Por ejemplo, ya existen máquinas que crean huellas digitales de los pies para hacer plantillas personalizadas según la dolencia del paciente.

En el caso de los niños, elegir un buen calzado es vital para prevenir futuras lesiones. Por eso es recomendable realizar un estudio completo del pie de los pequeños entre los 3 y los 4 años.

Más información: Noticias Médicas.es

Foto: Flickr


LAS VARICES

Uno de los principales enemigos de quienes pasan largos períodos de pie son las varices. Entre las principales causas que las provocan figura el estar de pie mucho rato, pero también la contraria, permanecer sentado.

Camareros, cocineros, dependientes de comercio, trabajadores de oficina, transportistas… El abanico de profesiones que pueden verse expuestas a este problema es amplio y variado. Para todos ellos, van esta serie de recomendaciones:

  • Si su trabajo es muy sedentario, procure levantarse, si puede, con frecuencia. De lo contrario, también puede flexionar pies, piernas y tobillos.
  • Cuando finalice su jornada, túmbese un rato y coloque unos cojines debajo de los tobillos para elevarlos por encima del nivel del corazón. También es aconsejable refrescar las piernas con baños de agua fría.
  • Puede realizarse masajes en sentido ascendente (de pies a muslos) ejerciendo una ligera presión.
  • Practique deportes como caminar, andar en bicicleta o nadar. Un peso excesivo aumenta el problema.
  • Evite el calor excesivo.
  • Si hay picores, el uso de compresas calientes puede servirle de alivio.
  • Para evitar que las varices se rompan, deberá utilizar medias compresivas que, además, proporcionan un alivio inmediato.

Y, por supuesto, no dude en llamar al médico si tiene alguna variz molesta o si una de ellas le revienta.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/daquellamanera

 


Consejos para elegir un calzado confortable

Guía

El 15% de los accidentes laborales que causan baja afectan a los pies. Por ello, es imprescindible que cada actividad profesional utilice un calzado en función de sus necesidades específicas. Este simple trámite puede prevenir la aparición de patologías graves y, por consiguiente, mejorar el rendimiento laboral.

El calzado laboral debe contemplar tres aspectos básicos: las características morfológicas de su portador, los factores ambientales y entorno laboral, y el tipo de actividad que se realiza.

La Guía de Recomendaciones para la Selección del Calzado Laboral Ergonómico, editada por el Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR) y el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), ofrece una serie de consejos para elegir un calzado confortable. Estos son algunos:

 

  • El calzado no debe oprimir el pie. La horma debe ser generosa y el sistema de cierre permitir una cierta variación en el ajuste, de manera que se adapte tanto al cambio de forma y volumen del pie a lo largo de la jornada laboral como a los distintos tipos de pies cuando se adquiera el mismo modelo para distintos usuarios. Se recomienda una puntera redondeada que permita que todos los dedos se alojen cómodamente en su interior.
  • El calzado debe adaptarse a los movimientos del pie de forma que sean eficientes y el pie se encuentre protegido. El calzado no debe entorpecer los movimientos del pie, debe ser ligero, flexible y estable. Conviene comprobar que el calzado no se clava en el empeine al flexionarlo y que la línea de flexión del calzado coincide con la de la articulación del pie. Cuando el calzado incorpore elementos de protección intente que éstos, protegiendo el pie, se adapten a sus movimientos sin causar molestias.
  • El zapato debe proporcionar suficiente agarre para evitar caídas y permitir avanzar eficazmente. Los tacos y las ranuras mejoran el agarre. Trate de evitar las suelas lisas o sin dibujo. Si el piso es de cuero debe incorporar inserciones de goma en el antepié y en el talón.
  • El calzado debe proporcionar protección térmica. El corte debe ser transpirable para evitar una sudoración excesiva en ambientes cálidos y aislante térmico en ambientes fríos. La suela debe aislar térmicamente al pie del terreno, evitando la transmisión de calor en verano y de frío en invierno.
  • Una buena plantilla puede mejorar considerablemente el confort del calzado. Debe ser blanda y con cierto espesor para proporcionar una buena distribución de presiones en la planta del pie y evitar la aparición de zonas sobrecargadas. Además de transpirable conviene que sea absorbente para evitar la acumulación de humedad en el interior del calzado.

Cuida tus pies

El refranero popular echa mano de ellos muy a menudo “hay que andar con pies de plomo”, “ha caído rendido a sus pies”, “hijo, tienes que poner los pies en la tierra”… Y aún así, nuestros pies continúan siendo una de las partes más olvidadas del cuerpo. Desde que nacemos hasta que morimos, caminamos alrededor de 60.000 kilómetros, ¡hay quienes cambian el coche con muchos menos!

Por ello, además de elegir el calzado que mejor se adapte a su morfología, también es necesario mantener un cuidado e higiene diarios.

Si practicas estos sencillos consejos, seguro que te evitarás más de un disgusto:

  1. Lávate los pies a diario: en la ducha o fuera de ella, es importante lavarte bien los pies para evitar las infecciones. Asegúrate de lavar los tobillos, plantas, uñas y espacios entre los dedos. Tómate tu tiempo.
  2. Sécatelos bien después de lavarlos: sobre todo los espacios entre los dedos, ya que el exceso de humedad y el calor favorecen la proliferación de hongos y bacterias.
  3. Aplica con regularidad un desodorante de pies. De este modo evitarás una sudoración excesiva.
  4. Mantén la piel bien hidratada. Sobre todo en la zona del talón, que es la parte que más tiende a agrietarse y, por ello, la que más hidratación necesita.
  5. Utiliza medias o calcetines de tejidos naturales como el algodón y evita las fibras sintéticas.
  6. Córtate las uñas con forma recta-cuadrada. Es aconsejable limpiarlas cada vez que las cortes.
  7. No compartas tu cortauñas. Sobre todo en el caso de posibles patologías ungueales, ya que podrías transmitir la enfermedad.
  8. Utiliza un calzado cómodo, flexible, y de anchura adecuada a tus pies, con materiales naturales y huye de los tacones demasiado altos (4 cm. como máximo).
  9. No camines descalzo por las duchas públicas. Ponte zapatillas adecuadas o chanclas de goma.
  10. Si llevas un tratamiento ortopodológico (plantillas de silicona, prótesis o soportes plantares), revísalo con frecuencia. Los materiales se desgastan y pierden su utilidad.

Fuente:

http://www.unitatdelpeu.com


El calzado del profesional sanitario

Doc Blanco-Zapato para personal médico-sanitario

Un celador puede llegar a recorrer nueve kilómetros durante una jornada laboral de ocho horas. Hay cirujanos y/o enfermeros que pueden permanecer de pie y en posición prácticamente estática todo ese tiempo. El personal de limpieza suele encontrarse con presencia de agua y otros contaminantes en suelos lisos y resbaladizos. Y los auxiliares deben levantar cargas que, a menudo, duplican su peso.

Por ello, el profesional del ámbito sanitario debe escoger con cautela el calzado que utilizará durante 8 horas de trabajo (si no más).

No basta con llevar un calzado específico para el sector sanitario, sino que cada actividad requerirá unas prestaciones adecuadas. Por ejemplo, en los puestos que exijan manipulación de cargas, el calzado deberá ser cerrado para una mayor estabilidad y protección del pie; En los que se realicen desplazamientos continuos se precisa de un zapato estable que ofrezca sujeción y se adapte a la forma y movimiento del pie.

Para cualquier duda, puede consultar nuestra web de calzado sanitario