Entradas etiquetadas como “pie

Gracias por seguir el blog que se ocupa de tus pies

Mapa de visitas al blog de Calzados Robusta

Hoy permítannos hablar de nosotros y de nuestro blog. Iniciamos esta aventura divulgativa en julio de 2011. Y en estos meses, tímidamente, hemos conseguido 5.648 visitas.

Pero lo mejor es que hemos crecido cada mes sin interrupción y que marzo, el mes pasado, duplicó en número de visitas a nuestro mes récord anterior (lógicamente, el anterior, febrero). Como curiosidad, nuestros dos días top de visitas han sido en marzo, los días 14 y 26 con el mismo número de visitas, 69.

Mapa de visitas al blog de Calzados Robusta

Mapa de visitas al blog de Calzados Robusta

Otro dato que nos gusta es que nuestro blog es muy internacional. Nos visitan de 34 países y un 71% de las visitas proceden de otros países, especialmente de Latinoamérica. Nos visitan, por este orden, de España, México, Colombia, Perú, Chile, Venezuela, Argentina, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Marruecos, El Salvador, Bolivia, República Dominicana, Paraguay, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Alemania, Honduras, Reino Unido, Portugal, Puerto Rico, Túnez, Francia, Grecia, Polonia, Indica, Finlandia, Italia, Federación rusa, Canadá y Holanda.

Las etiquetas con más tráfico son las de calzado, seguridad, prevención, salud, trabajadores, equipos, pie y tobillos.

Llegan a nuestra web fundamentalmente desde nuestras cinco webs, especialmente desde robusta.es y desde calzadohosteleria.com, pero también desde Facebook, Twitter y desde búsquedas en Google. Quienes llegaron hasta nuestra página desde Google buscaban cosas como primeros auxilios, fracturas, ergonomía, huesos, prevención, pie, empresa, zapatos

Si quieres saber cuáles son los 10 posts más seguidos por nuestros lectores, puedes verlos en esta tabla.

Primeros auxilios ante las fracturas en pies y piernas  
Los camareros y el cuidado de los pies
Calzado para fuerzas de seguridad
Conduce cómodo y seguro
La prevención de riesgos laborales
Nosotros
Las obligaciones del trabajador con la empresa
Ecodiseño en Robusta
Nueva web de calzado sanitario
Resbalones, tropezones y caídas en hostelería
El sector hostelero confía en Robusta
Características del calzado anatómico

Características del calzado anatómico

Presión máxima del pie. Mapa de calor.En esta entrada, queremos plantear cuáles son las características ideales que debe tener un calzado anatómico. Pensemos, por ejemplo, en el trabajo que realizan profesionales sanitarios (médicos, enfermeras, personal de las farmacias o de la industria farmacéutica…), trabajadores de la hostelería (cocineros, camareros…)… pero, en general, cualquier trabajador que pasa muchas horas de pie.

Estudios científicos realizados por nuestro Instituto de Biomecánica destacan las características del calzado anatómico de Robusta, que pensamos que son las ideales para cualquier tipo de calzado.
Disminuye las tensiones articulares en tu rodilla y tobillos.
Mejora el apoyo anatómico del pie.
Mejora el rendimiento y la eficiencia biomecánica de la marcha.
Mejora la estabilidad de tu pisada.
– Mejora el rendimiento térmico, ya que solo acumula en tu pie el 25% del calor generado.
– Estabiliza los patrones de activación muscular de tu espalda y miembros inferiores.
– Incrementa la absorción de energía de impacto en el talón.

Anatomía del cuerpo caminando¿Cuáles son los efectos sobre el usuario?
1- Disminución de actividad muscular y de nivel de fatiga en gemelos,
biceps femoral, glúteos, abductores y región lumbar.
2- Reducción de impactos, de tensiones articulares y del nivel de riesgo de dolor articular.
3- Elevado nivel de confort térmico (gran transpiración y evacuación del
calor excedente). ¿Sabías que los zapatos de Robusta transpiran hasta un 35% más que las zapatillas deportivas de las mejores marcas?

Puedes ver algunos de nuestros modelos en nuestra tienda online para hostelería o en nuestra web de calzado sanitario.

Y tú, ¿qué características demandas de un calzado anatómico?

 


Primeros auxilios ante las fracturas en pies y piernas

Quienes nos dedicamos a la fabricación de equipos de protección sabemos que toda prevención es poca. Aún con todo, los accidentes ocurren. Un descuido en el uso de los EPIs o de las normas de seguridad puede provocar un accidente. Por eso, el empresario debe garantizar que los trabajadores reciben la formación necesaria para ser capaces de actuar en caso de emergencia.

Las fracturas de tobillos o dedos del pie son, lamentablemente, muy frecuentes debido a caídas, tropiezos o resbalones. Portar un adecuado calzado de seguridad eliminaría una gran parte de estos accidentes, pero si ocurren hay que seguir unos consejos básicos de primeros auxilios mientras esperamos la asistencia sanitaria profesional. Los síntomas de una fractura son impotencia funcional, dolor, chasquido o crepitación, hinchazón-tumefacción y amoratamiento de la zona.

Qué hacer en caso de una fractura de pierna:

• Si sospecha que se ha producido una fractura en la pierna, tienda a la víctima con ambas piernas estiradas. Coloque una almohada entre los muslos, rodillas y tobillos; ate las rodillas con una venda, de preferencia ancha y ate otra estrecha entorno a los pies.

• Cuando sospeche una fractura de pie o dedos de los pies, quítele el calzado a la víctima. Eleve el pie lesionado. Coloque una tabla o un periódico doblado con una tela como almohadilla.

• Ate una venda estrecha en torno al pie en forma de 8 para fijar la tabla. Si solo se ha fracturado uno o dos dedos, puede emplear como tablilla otro dedo no lesionado. Coloque una almohadita entre los dedos y con otra estrecha una el dedo sano con el lesionado.

Para inmovilizar la zona puede improvisar con bastones, ramas de árboles, tablillas, revistas, etcétera sujetas con vendas, tiras de sábana, cintas, pañuelos, cuerda, cinturones…

Por último, es importante:

  • NO mover a la persona a menos que el hueso roto esté completamente estable.
  • NO mover a una persona con lesión en la cadera, pelvis o muslos, a menos que sea absolutamente necesario. Si tiene que moverla, arrástrela hasta un lugar seguro tomándola de la ropa (por los hombros de la camisa, el cinturón o los pantalones).
  • NO mover a una persona que tenga una posible lesión en la columna vertebral.
  • NO intente enderezar un hueso ni una articulación deformados ni cambiar su posición, a menos que la circulación parezca afectada.
  • NO trate de reubicar una posible lesión de la columna.
  • NO pruebe la capacidad de un hueso para moverse.

Imagen: Google 

 

 


La biomecánica, la gran aliada del calzado de seguridad

Modelo Travertino, para cuerpos de seguridad

La Biomecánica aplicada en Calzados Robusta aporta, sin duda, un alto valor añadido a la prevención de riesgos laborales en el sector del calzado. ¿Qué conseguimos con ella?

  • Diferenciarnos de nuestros competidores al conseguir un producto reconocido por su calidad.
  • Un mayor confort para el usuario, al estudiar aspectos como la termorregulación, la transpiración, la distribución de presiones de pisada, etc.
  • Aplicar criterios de salud al calzado gracias al análisis y diseño de plantillas y zapatos para diferentes tipos de pisada (pronador-neutro-supinador) y bipedestación, con efecto masaje y de activación del riego sanguíneo.
  • Aumentar al máximo la seguridad al investigar nuevos materiales y sistemas de protección.
  • Mejorar la eficiencia biomecánica del producto con el fin de disminuir la fatiga y las molestias sobre el usuario a corto, medio y largo plazo. Para ello se disminuye la actividad muscular y los patrones de movimiento de los miembros inferiores y de la espalda que podrían producir esa fatiga.

La Biomecánica aplicada a riesgos laborales sigue una metodología que se integra por completo en el proceso de desarrollo del nuevo producto y que se retroalimenta y vincula directamente con otras fases del desarrollo, marcadas por el styling (diseño de estilo), el branding (diseño de marca), o el engeneering (diseño mecánico).

Realizamos cerca de 250 pruebas biomecánicas diferentes con las que se puede medir y evaluar con precisión magnitudes como las presiones plantares, las temperaturas de contacto, las vibraciones, los patrones de movimiento 3D, los patrones de esfuerzo y fatiga muscular, y la deformación raquídea entre otros. Todas estas pruebas son novedosas y únicas en su aplicación al subsector del calzado de seguridad.

Esta tecnología se compone de sistemas de captura de movimiento corporal 3D, sistemas de medición de la actividad muscular, equipos de captura termográfica y sistemas de captura del nivel de fuerza real ejercido en cada pisada. Con esta tecnología se realizan:

  • Análisis de presiones, según la presión plantar de la pisada.
  • Análisis térmico, según la distribución de temperaturas en el pie y en el calzado.
  • Análisis de actividad muscular y patrones de movimiento 3D de marcha.

Por separado, cada una de estas informaciones carece de relevancia y significado. Cuando las combinamos y evaluamos las repercusiones y efectos reales del calzado sobre el sistema músculo-esquelético a corto, medio y largo plazo, podremos definir su aptitud ergonómica para los fines de nuestros desarrollos y para las personas que los vayan a emplear. Así, en Robusta implementamos un calzado optimizado desde el punto de vista de la salud, la seguridad y el confort.

Autor: Adelardo Arechavaleta

Director adjunto del departamento de Calidad e I+D de Calzados Robusta


LAS VARICES

Uno de los principales enemigos de quienes pasan largos períodos de pie son las varices. Entre las principales causas que las provocan figura el estar de pie mucho rato, pero también la contraria, permanecer sentado.

Camareros, cocineros, dependientes de comercio, trabajadores de oficina, transportistas… El abanico de profesiones que pueden verse expuestas a este problema es amplio y variado. Para todos ellos, van esta serie de recomendaciones:

  • Si su trabajo es muy sedentario, procure levantarse, si puede, con frecuencia. De lo contrario, también puede flexionar pies, piernas y tobillos.
  • Cuando finalice su jornada, túmbese un rato y coloque unos cojines debajo de los tobillos para elevarlos por encima del nivel del corazón. También es aconsejable refrescar las piernas con baños de agua fría.
  • Puede realizarse masajes en sentido ascendente (de pies a muslos) ejerciendo una ligera presión.
  • Practique deportes como caminar, andar en bicicleta o nadar. Un peso excesivo aumenta el problema.
  • Evite el calor excesivo.
  • Si hay picores, el uso de compresas calientes puede servirle de alivio.
  • Para evitar que las varices se rompan, deberá utilizar medias compresivas que, además, proporcionan un alivio inmediato.

Y, por supuesto, no dude en llamar al médico si tiene alguna variz molesta o si una de ellas le revienta.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/daquellamanera

 


Consejos para elegir un calzado confortable

Guía

El 15% de los accidentes laborales que causan baja afectan a los pies. Por ello, es imprescindible que cada actividad profesional utilice un calzado en función de sus necesidades específicas. Este simple trámite puede prevenir la aparición de patologías graves y, por consiguiente, mejorar el rendimiento laboral.

El calzado laboral debe contemplar tres aspectos básicos: las características morfológicas de su portador, los factores ambientales y entorno laboral, y el tipo de actividad que se realiza.

La Guía de Recomendaciones para la Selección del Calzado Laboral Ergonómico, editada por el Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR) y el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), ofrece una serie de consejos para elegir un calzado confortable. Estos son algunos:

 

  • El calzado no debe oprimir el pie. La horma debe ser generosa y el sistema de cierre permitir una cierta variación en el ajuste, de manera que se adapte tanto al cambio de forma y volumen del pie a lo largo de la jornada laboral como a los distintos tipos de pies cuando se adquiera el mismo modelo para distintos usuarios. Se recomienda una puntera redondeada que permita que todos los dedos se alojen cómodamente en su interior.
  • El calzado debe adaptarse a los movimientos del pie de forma que sean eficientes y el pie se encuentre protegido. El calzado no debe entorpecer los movimientos del pie, debe ser ligero, flexible y estable. Conviene comprobar que el calzado no se clava en el empeine al flexionarlo y que la línea de flexión del calzado coincide con la de la articulación del pie. Cuando el calzado incorpore elementos de protección intente que éstos, protegiendo el pie, se adapten a sus movimientos sin causar molestias.
  • El zapato debe proporcionar suficiente agarre para evitar caídas y permitir avanzar eficazmente. Los tacos y las ranuras mejoran el agarre. Trate de evitar las suelas lisas o sin dibujo. Si el piso es de cuero debe incorporar inserciones de goma en el antepié y en el talón.
  • El calzado debe proporcionar protección térmica. El corte debe ser transpirable para evitar una sudoración excesiva en ambientes cálidos y aislante térmico en ambientes fríos. La suela debe aislar térmicamente al pie del terreno, evitando la transmisión de calor en verano y de frío en invierno.
  • Una buena plantilla puede mejorar considerablemente el confort del calzado. Debe ser blanda y con cierto espesor para proporcionar una buena distribución de presiones en la planta del pie y evitar la aparición de zonas sobrecargadas. Además de transpirable conviene que sea absorbente para evitar la acumulación de humedad en el interior del calzado.

Calzado para fuerzas de seguridad

En el caso de las fuerzas de seguridad, las actividades realizadas varían. Se requiere un calzado que se adapte al movimiento del pie al caminar, correr, conducir o realizar determinadas posturas forzadas.

Determinados puestos implican largos periodos en pie, con frecuencia a la intemperie, lo que genera sobrecargas y fatiga en los pies, además de la aparición de molestias en piernas y espalda. En otros casos, las marchas durante periodos prolongados pueden ocasionar molestias en el talón debido a los impactos repetidos en esta zona.

REQUERIMIENTOS DEL CALZADO:

Un ajuste variable facilitará la adaptación del calzado a los distintos tipos de pies. En caso de que el calzado vaya acordonado no debe desatarse fácilmente y se recomienda contar con un mínimo de ojales. Una lengüeta acolchada ayudará a distribuir las presiones sobre el empeine.

En  general, en este tipo de actividades es importante proteger el tobillo, por lo que el botín o bota de media caña es el calzado más indicado para muchos profesionales.

Deben evitarse las suelas demasiado duras o rígidas que disminuyen la amortiguación de los impactos y acaban por producir molestias en el talón. El calzado tiene que tener muy en cuenta la zona del  talón para que la marcha sea más eficiente. Deben evitarse también las suelas completamente lisas. Los pisos deben pastillas antideslizantes y antiesguince en el antepié y en el tacón.

Una plantilla que incorpore una inserción de materiales especiales en la zona del talón reducirá los impactos que se producen en determinadas actividades como saltar o correr,  y evitará sobrecargas en esta zona así como molestias en la espalda.

Fuente: Guía de recomendaciones para la selección de calzado laboral ergonómico del CTCR (Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja).

En la foto mostramos algunos de los modelos para cuerpos de seguidad de Calzados Robusta. Para más información: www.robusta.es

calzado de seguridad ROBUSTA