Seguridad

Gracias por seguir el blog que se ocupa de tus pies

Mapa de visitas al blog de Calzados Robusta

Hoy permítannos hablar de nosotros y de nuestro blog. Iniciamos esta aventura divulgativa en julio de 2011. Y en estos meses, tímidamente, hemos conseguido 5.648 visitas.

Pero lo mejor es que hemos crecido cada mes sin interrupción y que marzo, el mes pasado, duplicó en número de visitas a nuestro mes récord anterior (lógicamente, el anterior, febrero). Como curiosidad, nuestros dos días top de visitas han sido en marzo, los días 14 y 26 con el mismo número de visitas, 69.

Mapa de visitas al blog de Calzados Robusta

Mapa de visitas al blog de Calzados Robusta

Otro dato que nos gusta es que nuestro blog es muy internacional. Nos visitan de 34 países y un 71% de las visitas proceden de otros países, especialmente de Latinoamérica. Nos visitan, por este orden, de España, México, Colombia, Perú, Chile, Venezuela, Argentina, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Marruecos, El Salvador, Bolivia, República Dominicana, Paraguay, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Alemania, Honduras, Reino Unido, Portugal, Puerto Rico, Túnez, Francia, Grecia, Polonia, Indica, Finlandia, Italia, Federación rusa, Canadá y Holanda.

Las etiquetas con más tráfico son las de calzado, seguridad, prevención, salud, trabajadores, equipos, pie y tobillos.

Llegan a nuestra web fundamentalmente desde nuestras cinco webs, especialmente desde robusta.es y desde calzadohosteleria.com, pero también desde Facebook, Twitter y desde búsquedas en Google. Quienes llegaron hasta nuestra página desde Google buscaban cosas como primeros auxilios, fracturas, ergonomía, huesos, prevención, pie, empresa, zapatos

Si quieres saber cuáles son los 10 posts más seguidos por nuestros lectores, puedes verlos en esta tabla.

Primeros auxilios ante las fracturas en pies y piernas  
Los camareros y el cuidado de los pies
Calzado para fuerzas de seguridad
Conduce cómodo y seguro
La prevención de riesgos laborales
Nosotros
Las obligaciones del trabajador con la empresa
Ecodiseño en Robusta
Nueva web de calzado sanitario
Resbalones, tropezones y caídas en hostelería
El sector hostelero confía en Robusta
Características del calzado anatómico

Primeros auxilios ante las fracturas en pies y piernas

Quienes nos dedicamos a la fabricación de equipos de protección sabemos que toda prevención es poca. Aún con todo, los accidentes ocurren. Un descuido en el uso de los EPIs o de las normas de seguridad puede provocar un accidente. Por eso, el empresario debe garantizar que los trabajadores reciben la formación necesaria para ser capaces de actuar en caso de emergencia.

Las fracturas de tobillos o dedos del pie son, lamentablemente, muy frecuentes debido a caídas, tropiezos o resbalones. Portar un adecuado calzado de seguridad eliminaría una gran parte de estos accidentes, pero si ocurren hay que seguir unos consejos básicos de primeros auxilios mientras esperamos la asistencia sanitaria profesional. Los síntomas de una fractura son impotencia funcional, dolor, chasquido o crepitación, hinchazón-tumefacción y amoratamiento de la zona.

Qué hacer en caso de una fractura de pierna:

• Si sospecha que se ha producido una fractura en la pierna, tienda a la víctima con ambas piernas estiradas. Coloque una almohada entre los muslos, rodillas y tobillos; ate las rodillas con una venda, de preferencia ancha y ate otra estrecha entorno a los pies.

• Cuando sospeche una fractura de pie o dedos de los pies, quítele el calzado a la víctima. Eleve el pie lesionado. Coloque una tabla o un periódico doblado con una tela como almohadilla.

• Ate una venda estrecha en torno al pie en forma de 8 para fijar la tabla. Si solo se ha fracturado uno o dos dedos, puede emplear como tablilla otro dedo no lesionado. Coloque una almohadita entre los dedos y con otra estrecha una el dedo sano con el lesionado.

Para inmovilizar la zona puede improvisar con bastones, ramas de árboles, tablillas, revistas, etcétera sujetas con vendas, tiras de sábana, cintas, pañuelos, cuerda, cinturones…

Por último, es importante:

  • NO mover a la persona a menos que el hueso roto esté completamente estable.
  • NO mover a una persona con lesión en la cadera, pelvis o muslos, a menos que sea absolutamente necesario. Si tiene que moverla, arrástrela hasta un lugar seguro tomándola de la ropa (por los hombros de la camisa, el cinturón o los pantalones).
  • NO mover a una persona que tenga una posible lesión en la columna vertebral.
  • NO intente enderezar un hueso ni una articulación deformados ni cambiar su posición, a menos que la circulación parezca afectada.
  • NO trate de reubicar una posible lesión de la columna.
  • NO pruebe la capacidad de un hueso para moverse.

Imagen: Google 

 

 


Resbalones, tropezones y caídas en hostelería

Agosto, una de la tarde en un chiringuito de playa a rebosar de veraneantes.

–Apunta, Manolo, una de calamares, dos de bravas, otras dos de puntillas, tres de chopitos y otras tres de navajas. ¡Rápido, rápido, rápido!

-¡Oído cocina!

-Cuatro cañas, tres mostos, tres vermuts, dos refrescos y cuatro botellines de agua. ¡Venga, venga, venga!

Seguro que a más de uno le resulta familiar esta escena. Pues bien, según un estudio publicado en la revista Ocupational and Environmental Medicine, quienes trabajan con prisas resbalan casi 3 veces más que quienes lo hacen a un ritmo normal. Además, este informe advierte de que caminar por un suelo sucio eleva el riesgo hasta 14 veces.

La mayoría de los accidentes producidos en el sector de la hostelería, la restauración y el catering podrían evitarse si se identifican y eliminan los riesgos que acechan en el lugar de trabajo. En el caso del sector Horeca pueden ser de varios tipos, pero los resbalones, tropezones y caídas provocan el mayor número de accidentes laborales.

Los suelos resbaladizos por salpicaduras de agua, grasa o aceite, o de restos de comida son los principales culpables. Y si el calzado que se lleva es inapropiado, el peligro se agrava. El riesgo también aumenta si se va demasiado deprisa o si se corre.

Por ello, os ofrecemos esta serie de recomendaciones para evitar más de un disgusto:

  • Las zonas de trabajo y las de paso deben estar ordenadas y limpias. Hay que eliminar los obstáculos.
  • En estas zonas deberá colocarse el pavimento más idóneo, antideslizante y fácil de limpiar, sobre todo en la cocina.
  • Se debe evitar que se produzcan charcos, goteras o derrames que, en su caso, deberán secarse lo antes posible.
  • El calzado debe ser el adecuado al puesto de trabajo.
  • Mantener una buena iluminación.
  • Las puertas de los hornos, lavavajillas, armarios, etcétera deben permanecer cerradas.
  • No correr.
  • No subirse a sillas, cajas o barriles para alcanzar los objetos situados en alt. En su lugar, utilizar siempre escaleras de mano.
  • Se debe subir y bajar de cara a la escalera.
  • Colocar señales de seguridad para advertir a los trabajadores de los peligros a los que están expuestos.
  • Prestar atención a las áreas que no están a la vista, como congeladores, salas de refrigeración y almacenaje, zonas de carga y descarga, y al espacio que hay detrás de las barras. Allí son frecuentes los accidentes por deslizamiento.

Más información: Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Imagen: flickr

 

 


Consejos para elegir un calzado confortable

Guía

El 15% de los accidentes laborales que causan baja afectan a los pies. Por ello, es imprescindible que cada actividad profesional utilice un calzado en función de sus necesidades específicas. Este simple trámite puede prevenir la aparición de patologías graves y, por consiguiente, mejorar el rendimiento laboral.

El calzado laboral debe contemplar tres aspectos básicos: las características morfológicas de su portador, los factores ambientales y entorno laboral, y el tipo de actividad que se realiza.

La Guía de Recomendaciones para la Selección del Calzado Laboral Ergonómico, editada por el Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR) y el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), ofrece una serie de consejos para elegir un calzado confortable. Estos son algunos:

 

  • El calzado no debe oprimir el pie. La horma debe ser generosa y el sistema de cierre permitir una cierta variación en el ajuste, de manera que se adapte tanto al cambio de forma y volumen del pie a lo largo de la jornada laboral como a los distintos tipos de pies cuando se adquiera el mismo modelo para distintos usuarios. Se recomienda una puntera redondeada que permita que todos los dedos se alojen cómodamente en su interior.
  • El calzado debe adaptarse a los movimientos del pie de forma que sean eficientes y el pie se encuentre protegido. El calzado no debe entorpecer los movimientos del pie, debe ser ligero, flexible y estable. Conviene comprobar que el calzado no se clava en el empeine al flexionarlo y que la línea de flexión del calzado coincide con la de la articulación del pie. Cuando el calzado incorpore elementos de protección intente que éstos, protegiendo el pie, se adapten a sus movimientos sin causar molestias.
  • El zapato debe proporcionar suficiente agarre para evitar caídas y permitir avanzar eficazmente. Los tacos y las ranuras mejoran el agarre. Trate de evitar las suelas lisas o sin dibujo. Si el piso es de cuero debe incorporar inserciones de goma en el antepié y en el talón.
  • El calzado debe proporcionar protección térmica. El corte debe ser transpirable para evitar una sudoración excesiva en ambientes cálidos y aislante térmico en ambientes fríos. La suela debe aislar térmicamente al pie del terreno, evitando la transmisión de calor en verano y de frío en invierno.
  • Una buena plantilla puede mejorar considerablemente el confort del calzado. Debe ser blanda y con cierto espesor para proporcionar una buena distribución de presiones en la planta del pie y evitar la aparición de zonas sobrecargadas. Además de transpirable conviene que sea absorbente para evitar la acumulación de humedad en el interior del calzado.

La prevención de riesgos laborales

Entre hoy jueves, 27 de octubre, y mañana, viernes 28, Logroño acogerá las IX Jornadas de Prevención de Riesgos Laborales que llevan el título “Un trabajo seguro, compromiso de todos”. El objetivo de estas jornadas es sensibilizar, formar e informar a las empresas y fomentar la cultura preventiva.

Y es que, a pesar de que en estos tiempos las empresas intentan reducir gastos por todos los medios, los costes de los accidentes laborales superan con creces a los de su prevención. Tanto es así que el 65% de las empresas del país no investiga los accidentes laborales. Y aún hay un 43% que ni siquiera aplica la ley de prevención de riesgos laborales, a pesar de que lleva en vigor 16 años.

Según UGT y CCOO, cada día fallecen dos trabajadores en España, 17 tienen un accidente grave, 1.500 sufren uno leve y 46 enferman.

Los accidentes laborales que se producen anualmente en España alcanzan la cifra de 1.400.000. De hecho, la siniestralidad laboral y la enfermedad profesional en nuestro país están diez puntos por encima en proporción a los índices de la Unión Europea”.

Por este motivo, durante estas jornadas, organizadas por la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), se está haciendo hincapié en la importancia de la prevención.

Según los datos que maneja la FER, el 91% de las empresas riojanas con trabajadores no ha tenido ni un solo accidente laboral este año. Además, la siniestralidad laboral se ha reducido un 8% entre enero y mayo del presente ejercicio, lo que revela la preocupación de pymes y autónomos en la seguridad de sus centros de trabajo y salud laboral de sus trabajadores.

Fuente: FER


El calzado del profesional sanitario

Doc Blanco-Zapato para personal médico-sanitario

Un celador puede llegar a recorrer nueve kilómetros durante una jornada laboral de ocho horas. Hay cirujanos y/o enfermeros que pueden permanecer de pie y en posición prácticamente estática todo ese tiempo. El personal de limpieza suele encontrarse con presencia de agua y otros contaminantes en suelos lisos y resbaladizos. Y los auxiliares deben levantar cargas que, a menudo, duplican su peso.

Por ello, el profesional del ámbito sanitario debe escoger con cautela el calzado que utilizará durante 8 horas de trabajo (si no más).

No basta con llevar un calzado específico para el sector sanitario, sino que cada actividad requerirá unas prestaciones adecuadas. Por ejemplo, en los puestos que exijan manipulación de cargas, el calzado deberá ser cerrado para una mayor estabilidad y protección del pie; En los que se realicen desplazamientos continuos se precisa de un zapato estable que ofrezca sujeción y se adapte a la forma y movimiento del pie.

Para cualquier duda, puede consultar nuestra web de calzado sanitario


Nueva web de calzado sanitario

Página de inicio de la web de calzado de seguridad para salud e industria farmacéutica de Calzados Robusta
Página de inicio de la web de calzado de seguridad para salud e industria farmacéutica de Calzados Robusta

Página de inicio de la web de calzado de seguridad para salud e industria farmacéutica de Calzados Robusta

Calzados Robusta cuenta ya con una nueva web (www.calzadosanitario.com), dirigida a profesionales de hospitales, laboratorios, producción farmacéutica y, en general, a todas las personas que trabajan en el ámbito sanitario. Los modelos, bajo la marca Feeling Robusta, están adaptados al 100% a la normativa europea de seguridad laboral.

La web se divide en dos grandes colecciones: la de salud, cuyos modelos buscan el confort y la prevención de la fatiga, incluye zapatos anatómicos y lavables para médicos, enfermeras, auxiliares, personal de administración y otros profesionales sanitarios; y la de industria farmacéutica, que persigue la comodidad y prevención de riesgos de los trabajadores de estas empresas, trabajen en salas blancas, salas grises o salas verdes.

Ambas colecciones se completan con una línea de accesorios: calcetines térmicos Coolmax®, calcetines de descanso y medias antivarices, el complemento perfecto para este calzado profesional.

La web incluye una sección de noticias, acceso a su sitio en Facebook (www.facebook.com/RobustaCalzados), este blog y una completa información relativa a productos (normativa, códigos de designación, pictogramas), seguridad (información sobre la membrana Gore-Tex®, I+D+i, ecodiseño, certificados de calidad…), así como información corporativa y enlaces a las entidades con las que colabora Robusta (Fundación Atapuerca y Euro-Toques), así como a aquellas de las que forma parte: CTCR (Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja), INESCOP (Instituto Tecnológico del Calzado), AITEX (Instituto Tecnológico Textil) y ASEPAL (Asociación de Empresas de Equipos de Protección Personal).

Calzados Robusta basa su estrategia en el eslogan Scientific footwear (“el calzado científico”). Por eso, gracias al estudio pormenorizado de las necesidades de estos sectores, Robusta aporta a los profesionales sanitarios un calzado antideslizante, con modelos lavables, preparado para combatir la fatiga y que supone para el usuario un gran confort gracias a su ligereza.

Este es el tercer site sectorial de Robusta, que junto a su web corporativa (www.robusta.es) ha desarrollado también una tienda online para hostelería (www.calzadohosteleria.com) y una web para forestales (www.forestryfootwear.com).

Calzados Robusta se encuentra ubicada en Arnedo (La Rioja), importante distrito industrial en Europa en torno a la industria del calzado de seguridad. Robusta fabrica casi un millón de pares al año y tiene una gran presencia internacional, ya que exporta a 50 países, especialmente de Europa, Asia y Golfo pérsico.